Faro Puerto de Mazarron

1/5

A finales del siglo XVI, hacia 1510, en el llamado Cabezo del Puerto, más concretamente en la Cala del Moro Santo, se construyó un Faro siguiendo las líneas arquitectónicas de ingeniero militar Juan Bautista Antonelli, para albergar artillería, del mismo tipo que la construida en el otro lado de la bahía, en La Azohía, conocida como Torre de Santa Elena, para contemplar la defensa de este sector del litoral.

La torre del Puerto de Mazarrón, o de San Ildefonso, también conocida como “torre nueva”, para diferenciarla de la Torre de las Salinas, más antigua, fue derribada a mediados del siglo XIX para, en su lugar, construir el faro.

Fue construido en el Cabezo del Puerto sobre una torre defensiva en 1861 aprovechando los materiales de la torre que allí se erguía, un ejemplo del provecho de los materiales de la torre fue la utilización de sus cañones para la elaboración de campanas para una ermita.

Su luz es visible a una distancia de 15 millas náuticas y está situado sobre un pequeño monte sobre el mediterráneo a una altitud de unos cincuenta metros sobre el nivel del mar, muy cerca de un monumento religioso que está encima de este pequeño cerro.

El Cabezo del Faro es seguramente con diferencia el lugar con más encanto de todo el Puerto de Mazarrón. Tiene unas vistas impresionantes de toda la costa y las playas del Puerto de Mazarrón.

El Sagrado Corazón de Jesús del Puerto está ubicado en el camino del Cabezo del Faro.

Se construyó a iniciativa de una junta vecinal que reunió dinero necesario para construirlo para que fuera inaugurado en junio de 1948.

Este tipo de grandes esculturas se encuentran en la mayoría de los países Católicos desde que en el año 1899 el Papa León XIII consagrara el mundo al Sagrado Corazón de Jesús.

En España ese hecho tuvo lugar en mayo de 1919, cuando el Rey Alfonso XIII asistió a la consagración al Sagrado Corazón en el Cerro de los Ángeles.

Desde entonces toda España se vio salpicada y obligada a la construcción de esas esculturas.