Faro de Chipiona

1/5

El Faro de Chipiona se alza imponente en la Punta del Perro, en el municipio gaditano de Chipiona, junto a la playa más famosa de la localidad, la de Regla. Con sus 69 metros, es el faro más alto de España y uno de los más altos del mundo y fue construido en 1863, aunque su primer haz de luz lo emitió en 1867. Como todos los faros, tiene ese algo misterioso que te hace imaginarlo en las noches de tempestad guiando a los barcos para que no encallen en las rocas.

En tiempos de los romanos hubo, al parecer, un faro en este mismo lugar del que no han quedado vestigios salvo en la mención que algunos escritores romanos, como Estrabón, hacen en sus textos. El Faro de Chipiona, como lo conocemos hoy, fue construido en 1863 por el ingeniero de caminos Jaime Font, toda una eminencia que dirigió las obras de esta esbelta torre, construida con roca ostionera (esa que está formada como por amalgama de conchas y residuos de moluscos marinos, arenisca, etc.) proveniente de Chipiona y de Rota y que sobre todo se utiliza internamente, en la escalera de caracol, y losas de Tarifa, que cubren el exterior.

En un principio alumbraba mediante una lámpara alimentada con aceite de oliva, produciendo un destello de luz blanca cada 60 segundos accionado mediante un mecanismo de relojería. Más adelante, se incorpora el aceite mineral (parafina de Escocia) y posteriormente petróleo refinado.

En 1916 se instala una lámpara incandescente, como una gran bombilla que funciona con vapor de petróleo a presión, con un giro más rápido y destello cada 15 segundos. En 1946 se instala la iluminación eléctrica.

Un dato curioso de este faro es que es aeronáutico, es decir, tiene un haz horizontal, para orientar a las embarcaciones, y un haz vertical, para los aviones. Alcanza 25 millas náuticas (unos 46 km), da destellos cada 10 segundos y cuenta, desde 1999, con una lámpara halógena. Sólo ha interrumpido su funcionamiento en dos ocasiones: durante la Guerra de Cuba (en que se temía una invasión norteamericana) y durante los tres años de la Guerra Civil.