Faro de Punta Pechiguera

En el extremo suroeste de la isla de Lanzarote, podemos encontrar el Faro de Punta Pechiguera, un faro que marca el camino a los barcos que se adentran en la Bocayna, el estrecho que hay entre las islas de Fuerteventura y Lanzarote.

Sinceramente, el entorno donde se encuentra el Faro de Punta Pechiguera no tiene mucho interés paisajístico, además se encuentra al final de un camino de arena de difícil acceso rodeado de urbanizaciones a medio hacer, en una zona de la isla bastante descuidada, lo que es sorprendente, porque si hay algo que me llamó la atención de Lanzarote fue su limpieza y buen gusto en la construcción de viviendas y monumentos, quizás el alma de Manrique no pudo parar la locura de la burbuja inmobiliaria tras su muerte, aun así, soy muy farero, me encanta ver este tipo de edificaciones, de cómo han servido a lo largo de la historia para guiar a los barcos e incluso hoy en día con la tecnología actual siguen funcionando, como podéis ver hay dos faros perfectamente diferenciados, uno bastante antiguo y abandonado, los grafitis lo delatan y que data del año 1866, este faro fue declarado bien de interés cultural tras la construcción de uno más nuevo, más moderno y más alto a pocos metros del antiguo.

Este Faro de cuarto orden y luz blanca fija, está ubicado en el municipio de Yaiza, en Punta de Pechiguera, de donde toma su nombre.

El Faro de Pechiguera surge a partir de una Real Orden del Gobierno Nacional como parte integrante del Plan de Alumbramiento de las Islas Canarias de 1856. Tal proyecto se concreta en 1866, que es cuando se inaugura, funcionando luego cerca de ciento veinte años, momento en el cual se construye una nueva torre. Es decir que actualmente, el faro original está abandonado y ha sido sustituido por un faro moderno, construido junto al primero en el año 1986 que tiene 50m.de altura.

Es un edificio de planta rectangular que consta de 3 partes: la propia de la vivienda de los fareros, la torre y el almacén.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com
de-oude-en-de-nieuwe