Faro de Tabarca

1/4

El “Faro de Tabarca” se encuentra en la isla del mismo nombre. Dicha isla, está en el Mar Mediterráneo a unas 10 millas de Alicante y a unas 3 millas de Santa Pola.

La isla es la más grande de toda la Comunidad Valenciana; además es la única que está habitada. En diciembre de 1768, pasó a denominarse Nueva Tabarca tras la liberación de los habitantes por parte de Carlos III, diferenciándola de la isla tunecina de Tabarca.

El faro forma parte del patrimonio arquitectónico de la isla. En el año 1850, el ingeniero Agustín Elcoro y Berocíbar realizó el proyecto para su construcción. Este ingeniero fue celebre por presentar también, en 1853 el proyecto del ferrocarril entre Madrid y Alicante y un proyecto para el puerto de Denia.

El faro es un edificio de grandes dimensiones consta de dos plantas y una torre cuadradas con dos aljibes. Está considerado como un elemento tipo de la ingeniera romántica del siglo XIX.

Se encendió por primera vez, el 1 de junio de 1854, provisto con un aparato óptico de tercer orden. La construcción del faro supuso un progreso para la isla debido a que la navegación por los alrededores era peligrosa debido a la escasa altura de ésta y a la abundancia de escollos y arrecifes que dificultaban, entre otras cosas, la aproximación a la misma.

El 27 de julio de 1867, se autorizaba a que el faro fuera sede para la formación de nuevos torreros. De esa forma, el 10 de agosto el “Faro de Tabarca” adquirió la categoría de Escuela Prácticas de Torreros.

En 1871, el ingeniero encargado del servicio del faro propuso una serie de disposiciones para que todos los faros de la costa alicantina tuvieran uniformidad en el encendido y apagado de los mismos. Así, el “Faro de Tabarca” continuará encendido como prescribe la instrucción, un cuarto de hora antes de la puesta de Sol a fin de que en este tiempo pueda tomar la luz su completo desarrollo y se apagará como los demás, un cuarto de hora antes de la salida del Sol.

La lámpara en un principio era de aceite de oliva posteriormente se sustituyó por parafina. Finalmente, el 6 de mayo de 1916 se inauguró el alumbrado por incandescencia de petróleo.

Debido a que el “Faro de Santa Pola” tenía un mayor alcance; el 13 de agosto de 1927 se automatizó el “Faro de Tabarca” con una instalación de acetileno. Se fue suprimiendo la supervisión de los torreros, destinando a uno de los fareros al “Faro de la Nao y en 1943 se abandona por completo el “Faro de Nueva Tabarca”. A partir de esa fecha, el faro se agrega al servicio del “Faro de Santa Pola”. Este abandono hizo que el faro quedara en unas condiciones ruinosas.

El faro ha sido reformado en muchas ocasiones. En el año 1971, debido al mal estado en el que se encontraba el faro, se construyó al lado uno nuevo con una estructura cilíndrica de hormigón armado. En 1983, esa instalación se reemplazó por otra con energía fotovoltaica y paneles solares. Éste tan solo estuvo funcionando hasta 1989, puesto que se recuperó el faro original añadiéndole una nueva linterna y el faro moderno fue demolido.

En la actualidad, el edificio del faro alberga un laboratorio biológico que sirve a la Reserva Marina de Nueva Tabarca, declarada en 1986.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com