vista-aerea-faro-isla-pancha-ribadeo-galicia-lugo-espana_162447-47
press to zoom
27335_es-pf1-faropuntapancha-def-18.sw2048.sh1272.ct1
press to zoom
128286541
press to zoom
1/1

HOTEL ISLA PANCHA

Situado sobre un islote que se conecta a tierra por un sinuoso camino, encontramos este faro que, desde 1857, guiaba a los marineros que surcaban los mares en las inmediaciones de la Ría de Ribadeo.

El alojamiento turístico Faro Isla Pancha se divide en dos apartamentos diferenciados (cada uno de ellos con una habitación doble, salón-cocina con sofá cama de 1,50 y baño completo), con capacidad para cuatro personas cada uno y zona ajardinada individualizada.

Con mobiliario de vanguardia, para estancias de varios días cambio de lencería de cama cada tres noches y de toallas de baño cada tres días, los apartamentos disponen de televisión con canales nacionales e internacionales y cocina americana totalmente equipada (frigorífico, congelador, microondas, placa de inducción, cafetera, exprimidor, tostador y menaje básico). Ello en un paisaje espectacular, como vigía de la ría de Ribadeo, y todo el poder evocador de vivir en un faro.

La exclusividad tiene un precio. Y mercado. «Hay clientes para todo, aunque pongas un precio muy alto si lo que ofreces tiene nivel», señala un experto hostelero de Ribadeo. Y los apartamentos turísticos Isla Pancha, la aventura que emprendió la empresa Eirobra en 2017 tras hacerse con la concesión del viejo faro del islote de Ribadeo, parece llevar camino de darle la razón. Son dos apartamentos, con una capacidad máxima de ocho personas, que en temporada baja se alquilan por 500 euros: 250 cada uno. En unos días, en julio y agosto, el precio subirá a 800 euros. Es lo que se tiene que pagar si una persona, pareja o familia quiere hacerse en exclusiva con el alquiler del faro y pasar el día en la isla. También se ofrece la opción de alquilar los apartamentos por separado, a 400 euros cada uno. Son, sin duda, de los precios más elevados en el norte peninsular.

coollogo_com-12286374.png