HOTEL FARO DE CORRUBEDO

Imagen1.jpg

El histórico faro de Corrubedo (Ribeira) ya está en obras. El empresario barbanzano Anxo Rodríguez puso en marcha los trabajos para convertirlo en hotel, restaurante y cafetería, tras haber obtenido la concesión de la Autoridad Portuaria de Vilagarcía para el aprovechamiento de su potencial turístico.

La superficie de la concesión (por un período de 25 años, prorrogables otros 5) es de 866,87 m2.

El restaurante (con categoría de dos tenedores) y la recepción del hotel (de 4 estrellas) estarán en el edificio principal del faro. A la derecha de la entrada estará la cocina. El comedor, con capacidad para 48 comensales, se distribuirá en semicírculo, rodeando la escalera de acceso a la señal marítima, a la que no se podrá acceder.

En el extremo opuesto estarán los aseos y la sala de ayuda a la navegación, que queda también fuera de la concesión. En el techo de la entrada (el piso de la terraza) una vidriera con motivos marineros inundará de luz las instalaciones.

La construcción conocida como La Sirena (que alberga las nueve bocinas de aviso a las embarcaciones y que en su día se hizo como vivienda del farero), acogerá cinco habitaciones, dos de ellas suites. En la de planta hexagonal, que también fue residencia de los fareros, se habilitarán seis habitaciones distribuidas en dos plantas. Todas las estancias tendrán una ambientación propia y de temática marinera.

El antiguo quiosco será una taberna marinera y ya tiene nombre: A Fanequeira. El viejo garaje será parte del cuarto de instalaciones. En el exterior se adecentará la explanada a la que dan los cinco volúmenes, que quedarán conectados a través de pasarelas.

La marca comercial será Faro de Corrubedo Hotel-Restaurante.

El faro se construyó en 1853. Tras el naufragio del Santa Isabel en 1921, emitió luz roja, en vez de blanca, por el malestar que generó la posible confusión de su señal con la de Sálvora. El pueblo lo bautizó como el faro comunista.

coollogo_com-13059157.png