El Faro de Felgueiras

1/4

Foz do Douro es el barrio más exclusivo de Oporto. Se encuentra en la desembocadura del río Duero, donde el mar golpea con fuerza y donde la clase alta descansa.

La atracción más visitada en Foz de Douro es el espigón en el que se encuentran los faros. La zona se encuentra acordonada, pero puedes adentrarte hasta los faros bajo tu propia responsabilidad. Es un lugar increíble para sentir la fuerza y bravura del mar, formándose enormes olas que hacen las maravillas de los visitantes. El Faro de Felgueiras. Construido en 1886, estuvo funcionando hasta 2009. Tenía forma hexagonal y unos 10 metros de altura. Ahora solo quedaba su aviso sonoro para los días de niebla.

En paralelo al lugar donde estaba el Faro de Filgueiras había un largo espigón donde al final estaba otro faro que nunca tendría el porte y la elegancia del primero, el llamado Faro da Barra do Douro.

En la zona podréis visitar el Fuerte de San Juan Bautista, una fortificación construida en el siglo XVI para proteger la entrada por vía fluvial a Oporto.

Para llegar hasta el fuerte basta con seguir la orilla del río Duero en dirección a Matosinhos. Este recorrido puede hacerse a pie disfrutando de las preciosas vistas del paseo marítimo.

Continuando por el paseo marítimo, dejando el océano a la izquierda, llegaréis a otra fortificación; se trata del Fuerte de San Francisco Javier, más conocido como "Castillo del Queso". Aunque es muy pequeñito, permite unas bonitas vistas del agua chocando contra las rocas de la costa.

El lugar perfecto para fotografiar la desembocadura del Duero en el Océano Atlántico.