Copyright: Farosdisanti.com
Flysch.JPG

El Flysch de Zumaia

En la localidad costera de Zumaia (Guipúzcoa) existen unas formaciones rocosas poco habituales y mundialmente conocidas por los geólogos como "flysch".

Flysch es una palabra alemana y significa "terreno que resbala o que fluye". En términos geológicos se denomina así a la superposición de estratos más o menos constante en el que se alternan capas duras (calizas, areniscas, pizarras) y capas blandas (arcillas y margas) que se formaron en el fondo marino, en zonas profundas.

Lógicamente en las zonas donde afloran estos sedimentos la erosión juega un papel importante, actuando más intensamente sobre las capas blandas (arcillas y margas) que sobre las duras, dando lugar a un relieve que parece o tiene el aspecto de las hojas de un libro. Las capas duras crean un relieve positivo y las blandas negativo. El proceso en términos geomorfológicos se le llama erosión diferencial.

El relieve que se crea con esta superposición de capas es paisajísticamente hablando espectacular, y solamente por eso merece la pena ir a Zumaia.

Este es un lugar de peregrinaje para cualquier geólogo, tanto es así que los habitantes de Zumaia están acostumbrados a ver gentes procedentes de EE. UU, Australia, Brasil, México, Alemania...que van directamente a estudiar, ver y fotografiar esas rocas que afloran en la playa, y que forman unos acantilados espectaculares.

Pero ¿por qué es tan importante a nivel mundial esta zona? porque una de estas capas blandas que forma el Flysch es anormalmente rica en Iridio, un elemento de la tabla periódica del grupo del platino presente en el núcleo y manto terrestre pero muy escaso en la corteza. ¿Cómo se explica que un nivel de arcillas pueda contener tanto Iridio?.  Una posible causa podría ser un origen local para este Iridio, es decir, que cerca de estos niveles tuviésemos rocas volcánicas o granitos que pudiesen contener grandes cantidades de Iridio y que fusen erosionados y depositados en estas arcillas. sin embargo, en muchos otros lugares del mundo ha aparecido este mismo nivel de arcillas con concentraciones de Iridio elevadas.

El Iridio cae constantemente todos los días sobre la tierra a partir del polvo cósmico, pero la cantidad diaria es muy pequeña, por tanto, ¿Cómo podemos explicar la existencia de esta elevada cantidad en una sola capa?.

Los meteoritos son las únicas rocas conocidas que contienen concentraciones de iridio similares a la encontrada en la capa de arcillas.

Por otro lado, se ha datado la edad de esa capa y marca justo el límite de edad geológica entre el final del Cretácico y comienzo del Terciario (mundialmente conocido con las siglas limite K/T), y lo asombroso es que ahí, al final del Cretácico (hace 65.5 millones de años) se extinguieron los dinosaurios y otras especies también sufrieron una extinción total o parcial.

Veamos, veamos...si unimos todos los datos:

Capa rica en Iridio (origen meteoritico) + limite K/T (extinción de los dinosaurios) = Meteorito que impactó en la Tierra y acabó con los dinosaurios.

¡¡¡Cómo comentamos, se extinguieron los dinosaurios y muchas más especies exceptuando a los mamíferos!!! Es muy probable que gracias a este evento tengamos nuestro hueco en el planeta y seamos los seres vivos dominantes (por ahora).

El meteorito en cuestión cayó en el Golfo de Yucatán (México), pero la devastación y las columnas de polvo que provocó fueron tan grandes que llegaron hasta aquí y en Zumaia ha quedado registrado en las rocas este evento catastrófico.