Copyright: Farosdisanti.com

El origen de Las Moragas

"El municipio de Roquetas de Mar celebra la festividad de Las Moragas el 29 de diciembre, donde los vecinos acuden al mediodía a la playa para realizar moragas y barbacoas con familiares y amigos y degustar comidas típicas, así como divertirse con actuaciones musicales. Si la fiesta de Santa Ana es la fiesta religiosa más animada y concurrida del pueblo de Roquetas de Mar, la fiesta de las Moragas es la más multitudinaria de todas las fiestas paganas de la provincia de Almería". "de todas las leyendas de Roquetas la más bonita es la que cuenta que las moragas comenzaron a celebrarse porque las almadrabas salían a navegar y tardaban como mínimo en volver más de seis meses. Entonces las familias esperaban el regreso de los pescadores a pie de playa, porque no había ni puerto a comienzos del siglo pasado. Incluso los barcos se llevaban a la orilla del mar tirados con vacas hace cien años. El fuego se hacía con gallos, que se llaman así porque son algas que tienen la cabeza del tronco con forma de gallo. El nombre de moraga proviene de la etimología árabe que significa combustión o acto de asar con fuego de leña y al aire libre frutas secas o peces pequeños. Desde primeras horas de la mañana, alrededor de las hogueras, se ríe, canta y divierte la gente, haciendo participes a todos aquellos que vienen a curiosear, y que de repente se encuentran metidos en la fiesta dónde el pescado del Mediterráneo asado en el ascua de la hoguera es la gran estrella.

En la década de los 70 se rodó una película titulada Susana sobre la época en la que se reflejaba el problema de la falta de natalidad debido a los muchos meses que los pescadores pasaban en alta mar fuera de casa, "Concha Velasco interpretaba a una socióloga y Florinda Chico hacía de alcaldesa cuando el alcalde, que era pescador, se iba a navegar.

El ya fallecido canónigo archivero de la Catedral de Almería, Juan López Martín, escribió una publicación, "cuánto me gustaría poder descifrar esa tradición roquetera de origen, sin duda, pagano y antiquísimo que es nuestra fiesta de las Moragas. Acudir a la playa cada 29 de diciembre para comer las sardinas y otros pescados sobre las brasas de unas algas, nos habla de un rito misterioso al que todos nos sentimos arrastrados".