Navia

1/3

El cabo de San Agustín es la punta más saliente que limita por la izquierda la ría de Navia y por la derecha el puerto pesquero de Ortiguera.

El faro de Ortiguera, situado en el Cabo de San Agustín, se encuentra al este de la ría de Navia. Fue construido para sustituir la antigua baliza troncocónica de 1945, que se conserva en la actualidad, y para unir las luces de los Faro de Tapia y Faro de Luarca. Fue inaugurado en 1975.

Al contrario de los faros cercanos, no dispone de vivienda de farero, por lo que es mantenido por los fareros de Tapia de Casariego. Se encuentra a 82 metros sobre el nivel del mar con una torre cilíndrica de 20 m sobre el terreno de 3 m de diámetro, dispuesta sobre una base también circular que cobija las máquinas. Está pintado con bandas negras y blancas.

El faro antiguo se encuentra a 5.6 m de altura y en su torre se encuentra una linterna AGA que se encendía de forma automática mediante acetileno; presenta una válvula solar y su luz se percibía a 10 millas. También presenta una campana de hierro fundido.

La linterna del faro, de 2.25 m de diámetro, es de color gris, de cubierta opaca; en caso de fallo, entra en funcionamiento una de reserva alimentada por acetileno, con 8 acumuladores de reserva. Emite 2 ocultaciones cada 12 segundos que se ven a 20 millas. Carece de señales sonoras.

Pero lo que más destaca entre estas construcciones, es la impecable ermita blanca que les acompaña, coronada por un peculiar campanario que eleva su punta al cielo; todo rodeado de unos preciosos y cuidados jardines.

Al lado del viejo faro, hay una curiosa y enorme campana de hierro ya oxidado que servía para advertir a los barcos cuando la niebla acechaba.