Ribadesella

1/3

El Faro de Ribadesella está situado en la aldea de Tereñes, concejo de Ribadesella, en la llamada Punta de Somos, en la margen occidental de la entrada a la ría de Ribadesella. En funcionamiento desde 1861 y electrificado en 1926. Automatizado en la década de los 90 del siglo pasado, en 2008 se llegó a un acuerdo entre el Ayuntamiento de Ribadesella y el Ministerio de Fomento para utilizar con fines culturales el edificio que fuera vivienda del encargado, el faro se encuentra en un terreno de 4.730 metros cuadrados, cercados por un muro de mampostería.

Para emplazar un faro que sirviese como luz de costa de importancia secundaria y cubriese el espacio entre San Emeterio y Peñas, fue elegida la cima del monte Somos, la más saliente en el extremo oeste de la ría de Ribadesella. En ese territorio estaba en construcción un gran muelle difícil de tomar, al cual el faro facilitaría la arribada.

La torre es decagonal y se encuentra parcialmente empotrada en la fachada norte. La altura sobre el nivel del mar es de 107 metros y de 8 metros sobre el terreno. Su alcance es de 25 millas náuticas.

Fue encendido por primera vez en 1861.

A lo largo de su historia utilizó el aceite, la parafina, el petróleo y la electricidad y tuvo varias modificaciones y reformas. En 1926 se le fija una apariencia en grupos de 2 +1 destellos blancos y para conseguirlo se procede a electrificarlo y a sustituir la linterna y el aparato óptico, entrando en funcionamiento en 1930.

Como complemento del Faro, existía un farol rojo que alumbraba la entrada del puerto. Fue sustituido en 1903 por otro en el que se incluía vivienda para el torrero. Consistió en una columna de fundición de la que colgaba un farol con lámpara de petróleo, que se subía y bajaba por medio de un torno. Aunque posteriormente se construyó de obra, al lado de él aún subsiste como recuerdo.