Punta Galea

1/3

Fuerte de la Galea tambien llamado “Castillo del príncipe”.

Antiguamente se encendían hogueras para ayudar a la navegación, para señalar la entrada al puerto, desde sus atalayas se vigilaba celosamente la aparición de las velas de las flotas enemigas o bien el resoplar de las ballenas que se acercaban a la costa.

​Los primeros datos sobre la habilitación de atalayas en La Galea datan de finales del siglo XVI, aunque todo indica que para la Edad Media ya se empleó ese emplazamiento. En siglos posteriores la zona conocerá la existencia de distintas construcciones de vigilancia con carácter temporal (1639, 1703). Aparte de las defensas habilitadas en La Galea, en Getxo, existieron además otras construcciones defensivas de diferente envergadura, y que en la actualidad se encuentran desaparecidas. 

El primero de estos faros se proyectó en 1844, pero aun tuvo que esperar a un segundo proyecto, para, construir el faro en las ruinas del antiguo fuerte “Escarpe de Punta Galea”. En 1852 su luz se encendería por primera vez, alcanzando la distancia de 10 millas.

Debido a las frecuentes nieblas, a la situación alejada del extremo del cabo y al resplandor de los Altos Hornos de Bizkaia, se decidió la construcción de un nuevo faro, que diera luz con destellos más potentes.

El segundo de estos faros, entró en servicio en 1905, en la parte posterior tenia una torre octogonal rematada por una cornisa escalonada, contaba con un pequeño balcón, torre y linterna. Aun siendo mucho mejor que el primero, la niebla que subía del mar, lo tapaba con frecuencia, por ese motivo se colocó una señal sonora, cada cinco minutos se hacia estallar un explosivo. No obstante ese sistema resulto un autentico fracaso.

Pero debido al paso del tiempo y la erosión, la tierra comenzó a resquebrajarse, justo donde se encontraba la torre. En 1941 los desprendimientos eran cada vez mayores, por lo que ante el riesgo que suponia que el faro se les biniera encima, se dio orden a la familia del guarda de abandonar aquel lugar, comenzandose a diseñar el faro definitivo.

El tercer faro se inauguró en 1950, contaba con una lámpara eléctrica de 1500 Wat y linterna aire-mar, lente óptica apoyada sobre un recipiente de mercurio y reloj, emitia tres destellos cada 8 segundos y tenia un alcance medio de 27 millas. El foco estaba a 8,5 metros sobre el suelo y 83,5 metros sobre el mar.

Tipico 2.png