Copyright: Farosdisanti.com

Mar de Cadiz

72499615-mapa-de-cádiz-mapa-de-vector-de

Cádiz tiene el honor de conservar una de las costas más auténticas y vírgenes de Andalucía, donde todavía quedan entornos naturales privilegiados y playas consideradas como las más bellas de Europa, sin prescindir de esas localidades típicas que te introducen de lleno en su cultura.

Sanlúcar de Barrameda. Nos encontramos frente al Parque nacional y natural de Doñana, casi tocando la provincia de Huelva, al margen izquierdo del estuario que forma el río Guadalquivir y desde donde grandes expedicionarios de la talla de Cristóbal Colón, Magallanes o Juan Sebastián partieron en sus aventuras. Aquí el reformado paseo de Bajo de Guía permite degustar su mejor gastronomía donde no faltan los míticos langostinos.

Tierra arriba, encontramos el verdadero casco viejo de Sanlúcar de Barrameda, donde desde el Ayuntamiento uno puede llegar al Palacio Ducal de Media Sidonia o el Castillo de Santiago en la parte más alta.

El Puerto de Santa María. Siguiendo nuestra ruta y dejando atrás poblaciones como Chipiona o Rota y nos adentramos en un asentamiento datado de época romana con la construcción del nuevo canal de desembocadura del Guadalete y que hoy es un aclamado atractivo en cualquier itinerario que dista mucho de aquellos tiempos.

Bodegas, multitud de oferta cultural y, especialmente, gastronómica, hacen del Puerto de Santa María una parada donde poder degustar ese “pescaito frito” sentado en una terraza bajo el buen clima que ofrece la provincia de Cádiz lejos del otros más calurosos de Andalucía

Cádiz. Su animada atmósfera, su maravillosa gente, su preciosa bahía, su cultura más tradicional, su conservado patrimonio o su singular emplazamiento son motivos más que suficientes como para plantearse alguna jornada en la mejor capital que podría tener la provincia. Cádiz ha sido, a lo largo de los tiempos, un lugar influyente en acontecimientos históricos como las guerras púnicas, la romanización, la aventura hacia América y otros tantos sucesos. Todas las plazas, jardines, iglesias y lugares destacados se encuentran dentro del tómbolo, esa pequeña isla unida al continente por un pequeño istmo rodeado de un entorno de marismas y cuya área metropolitana alberga las más famosas playas urbanas que muchas ciudades desearían.

Conil de la Frontera. Pasando por Sancti Petri, llegamos a un imprescindible en toda ruta costera por la provincia de Cádiz que se precie. Si imaginas ese pueblo con encanto, de casas blancas y alguna de las mejores playas de Europa, con además atractivos infinitos para jóvenes y mayores, estás pensando en Conil de la Frontera. Los entendidos dicen que es una de las localidades más pintorescas de toda la Costa de la Luz y mucho es debido a sus callejuelas en cuesta que descienden hasta un inmenso arenal donde disfrutar del turismo de sol y playa.

El Palmar de Vejer. Si bien El Palmar de Vejer es más bien un núcleo extendido por 8 km de costa atlántica, su playa es una de las joyas imprescindibles de esta ruta donde disfrutar de alguno de los mejores atardeceres del planeta.

Los Caños de Meca. La ruta nos lleva a un entorno natural privilegiado, de calas y acantilados protegidos del viento de Levante, desde el cabo Trafalgar hasta el Parque Natural de la Breña y Marismas del Barbate. Estamos ante uno de esos secretos mejor guardados de España, cada día más conocido, que conserva tranquilidad y paz como pocos lugares.

Zahara de los Atunes. A pesar de que ha crecido mucho en los últimos años, la ruta en coche por la costa de Cádiz nos lleva a una de las grandes playas de Andalucía sin grandes agresiones urbanísticas que conserva ese espíritu de hace décadas. Merece la pena parar a comer en alguno de sus restaurantes o disfrutar de una jornada de sol y playa.

Tarifa. La Playa de Bolonia y sus hermosas dunas infinitas, el final del itinerario nos lleva dentro de la ciudad amurallada de Tarifa, el punto más meridional de Europa, el más cercano al continente africano y el conocido por todos como la capital del surf que presume de poseer restos prehistóricos, vestigios fenicios y, por supuesto, romanos.

Entrando por la Puerta de Jerez, bajamos por la calle de Nuestra Señora de La Luz que vertebra la zona histórica en dos partes y dejamos a un lado la Iglesia de San Mateo, construida sobre los restos de una antigua mezquita existente dentro del recinto de su Alcazaba. Las Murallas Medievales, ahora visitables y el Castillo de Guzmán el Bueno, nos llevan al área del puerto donde emprender camino al Castillo de Santa Catalina y a la Islas de las Palomas, curioso punto de encuentro entre el Mar Mediterráneo y el Océano Atlántico.

Faro de Bonanza
Faro de Chipiona
Faro de Rota
Faro Castillo de San Sebastián
Faro de Cabo Roche
Faro de Trafalgar
Faro de Camarinal
Faro de Punta de Tarifa
Faro de Punta Carnero
Faro de Isla Verde
Faro Punta Carbonera
Mostrar más