Copyright: Farosdisanti.com

Faro de Bonanza

1/3

Es un faro de río, destinado a indicar luminosamente la entrada en el puerto pesquero de Sanlúcar de Barrameda. Por ello se halla junto a la dársena de entrada, a pie de la playa de Bonanza y formando parte de las construcciones de Bonanza.

El faro es una torre octogonal de mampostería, de ladrillos rojos con cúpula blanca. Tiene 18 metros de altura y se sitúa sobre un pedestal cuadrado. Al pie del faro se halla la vivienda del torrero, con un pequeño jardín.

La torre tiene una altura de 20 metros y la luz un alcance de 11 millas. El faro está considerado como baliza.

Fue construido en 1856, siendo reformado diez años después por el ingeniero Jaime Font para aumentar el alcance de su luz. Además, se le añadió linterna porque la lámpara, alimentada con aceite de oliva, se ubicaba en una ventana del faro a 15.5 metros de altura. El estilo arquitectónico es mudéjar, para no desentonar con los edificios que le rodean y porque es el estilo con que los duques de Montpensier construían todo en Sanlúcar. Finalmente, debido a la reforma, se eliminó el remate mudéjar instalando una linterna bajo cúpula. Para compensar se puso una franja de azulejos. En 1896 se cambió el sistema por una máquina de relojería y una lámpara Maris. En 1908 se cambió, nuevamente, el sistema porque ya no necesitaba de trabajo manual, pudiendo ser controlado automáticamente a distancia. Se proyectó con la finalidad de facilitar el acceso de las embarcaciones que se dirigían al puerto fluvial de Sevilla. Sobre diseño de Jaime Font que también proyectó el faro de Chipiona, se compone de una torre octogonal con forro de ladrillo visto de 19 metros de altura sobre la estructura de una vivienda de 20x21 m. de planta y culminando en un torreón de madera que contenía una lámpara alimentada con aceite de oliva que proyectaba una luz fija, a una distancia de 6 millas. Sufrió varias reformas y en 1952 se electrificó aumentado su alcance a 14 millas.

Dadas las dificultades de navegabilidad de la zona este faro se completó con otro situado a 800 m cauce arriba en 1894 denominado de San Jerónimo, para completar la enfilación luminosa que marcaba la entrada a la barra del Guadalquivir. Modificó su emplazamiento en 1943 y fue dotado de luz eléctrica.

Desde 1982, estos dos faros han quedado sin uso, al realizarse el nuevo balizamiento del río Guadalquivir.