Copyright: Farosdisanti.com

1/1

El Nido de Espias

La región de Estoril (que apenas abarca unos nueve kilómetros cuadrados), está ubicada a tan solo 18 kilómetros al suroeste de Lisboa, y su costa abarca concretamente desde Carcavelos, hacia al oeste de Lisboa, hasta Guincho, en el distrito de Cascais. En tan poco espacio concentra una enorme cantidad infraestructuras turísticas, playas de excelente calidad (algunas consideradas entre las mejores de Portugal, como la Playa de Guincho), un patrimonio arquitectónico con grandes historias a cuestas y mucho glamur.

Qué mejor que visitar Estoril para seguir los pasos del mítico James Bond.

El personaje de ficción está basado en un popular espía triple, Dusko Popov, quien residió en esta región portuguesa durante la Segunda Guerra Mundial. Ian Flemming, padre del libro que vio nacer a 007, lo retrató en su obra Casino Royale en 1954 y describió escenarios reales de la Costa de Estoril: el Casino, el Hotel Palacio, el English Bar… y el Casino de Estoril, eran frecuentados por espías ingleses y alemanes, sitio en el que un inquieto periodista, empleado por el Servicio de Inteligencia Naval británico, llegó a conocer como parte de una misión secreta que no se llevó a cabo. Este sofisticado hotel de lujo posteriormente fue el escenario de filmación perfecto para el rodaje de la cinta de James Bond “Al servicio secreto de su Majestad”.

Una de las localizaciones más características es el Casino de Estoril que inspiró al escritor Ian Flemming para retratar las andanzas del agente doble en su obra Casino Royale. La película que lleva este título por nombre se rodó, sin embargo, en el Grand Hotel Pupp de Karlovy Vara, en la República Checa. El Casino de Estoril es el más grande de Europa y el complejo de juego y ocio más importante de Portugal. Además, Dusko Popov fue uno de los habituales clientes de este lugar, y mostró gran habilidad con el Black Jack.

Para vivir una auténtica escapada a lo James Bond es imprescindible alojarse en el Hotel Palácio, también conocido como «el hotel de los murmullos» porque en él se alojaron espías ingleses y alemanes durante la Segunda Guerra Mundial. Sus pasillos están llenos de anécdotas y el bar del hotel fue escenario de varias escenas del filme «007: al servicio de Su Majestad» (1969).

Otro de los lugares es el English Bar-Restaurante Cimas, uno de los restaurantes con más reputación de Portugal. Fue el lugar de reunión de los espías ingleses, pero también visita obligada de la realeza europea, entre los cuales se incluye la Familia Real española.

En el paseo marítimo de Estoril se erige el Hotel Atlántico, que fue centro de operaciones de espías alemanes. Existe incluso alguna historieta que cuenta que allí se izó en alguna ocasión la bandera nazi, pero que las autoridades portuguesas corrieron veloces a retirarla. También se narra que, por la proximidad con el English Bar, los lugareños todavía recuerdan las discusiones y peleas existentes entre los dos bandos contrarios.