top of page

Playa de Melide

Playa_de_Melide_-_Costa_da_Vela
Playa_de_Melide_-_Costa_da_Vela

press to zoom
costa_da_vela_rias_baixas2-14-1
costa_da_vela_rias_baixas2-14-1

press to zoom
No_hay_cuadro_más_maravilloso_que_el_solpor_tras_las_Islas_Cíes_-_Costa_da_Vela
No_hay_cuadro_más_maravilloso_que_el_solpor_tras_las_Islas_Cíes_-_Costa_da_Vela

press to zoom
Playa_de_Melide_-_Costa_da_Vela
Playa_de_Melide_-_Costa_da_Vela

press to zoom
1/6
Melide
00:00 / 01:38

La playa de Melide es un arenal salvaje con vistas a las Islas Cíes. Está rodeado de un magnífico pinar. Su aislamiento ha permitido que todavía sea un lugar virgen con un sistema dunar de gran valor ecológico. Está dentro del Espacio Natural Protegido dunas de Barra e Costa da Soavela, que además comprende las playas de Liméns, Nerga, Viñó y Barra, punta Subrido, punta Robaleira, cabo Home y los acantilados de la costa Soavela hasta la playa de Areabrava.

La playa que allí se forma es la playa de Melide. Esta playa está en el centro del área conocida como Cabo Home. La playa, tiene una longitud de 250 m y una anchura media de 40. con fina arena blanca y oleaje moderado,  sus aguas cristalinas, además de sus increíbles vistas desde donde nos parecerá poder tocar las Cíes.

Una playa salvaje que se resguarda por sí sola de lo que ahí fuera sucede. Es como poner en pausa el vídeo. A sus espaldas, un frondoso bosque de grandes pinos encierra el arenal que mira a las añoradas Islas Cíes.

Para acceder a Melide, conviene dejar el coche en el parking situado a poco más de 200 metros de ella y ahí, seguimos las indicaciones y en 5 minutos llegamos a la playa.

Todo el entorno está perfectamente protegido de la mano del hombre y ni siquiera la carretera es de asfalto.

El paraíso lo tenemos aquí en la tierra, solo hay que buscar un poco, cuidarlo y disfrutarlo. Como dice la canción (Derroche), “Para entrar en el cielo no es preciso morir”.

bottom of page