Copyright: Farosdisanti.com

Faro de Punta Cabalo

1/4

El Faro fue construido en 1852, sobre un conjunto de rocas graníticas, llamadas “cons”, así su nombre viene dado porque las piedras que la forman se parecen a una manada de caballos salvajes, los cons se encuentran diseminados por toda la isla y creados a golpe de viento presentan curiosas formas. Un lugar para perderse, para olvidarse del mundanal ruido, y para disfrutar del precioso paisaje que nos proporciona la Ría de Arousa

Fue reconvertido en restaurante, pero sigue manteniendo su luz encendida por las noches, señalando el comienzo de la noche y el camino de vuelta a casa a los pescadores.

Se le dotó de una luz fija de 4º orden, y su alcance original era de 7 millas. Su torre es hexagonal, de sillería y adosada a la fachada; tiene una escalera interior de caracol (que no vi) y un balconcillo exterior con barandilla metálica. Se encendió el 19 de octubre de 1853, el mismo día en que entró en servicio el faro de Sálvora. Y no es casualidad, ya que don Celedonio de Uribe estuvo trabajando a la vez en ambos faros. De hecho, eran iguales la parte óptica fija y las lámparas de aceite.

En 1904 se efectuaron diversas reformas: cambio de lámpara, colocación de un mechero de alumbrado permanente y un mecanismo de pantallas para cambiar la apariencia de la luz. Además, se instaló una escalera metálica exterior para subir a la linterna sin tener que pasar por el interior del edificio. Esta escalera ya no está allí.

Hubo más reformas en 1924 que afectaron a la apariencia de su luz y mejoraron su alcance; se retiró la linterna existente y su óptica para instalarle instrumentos procedentes de la baliza de Cabezo do Medio. Con estas reformas se suprimió el personal, que ya se jubilaba, y quedó atendido, junto con el faro de Rúa, que también se quedaba sin torrero, por el encargado del balizamiento de toda la ría. En los años 80 se reparó, debido al deterioro en el que se encontraba a causa de su automatización. Actualmente depende de la Autoridad Portuaria de Villagarcía, y el alcance de su luz es de 10 millas.

También conserva otros detalles como un pequeño embarcadero y un reloj de sol tallado en la piedra.