Cabo Silleiro

1/3

Saliendo de Baiona en dirección a A Guarda la carretera recorre una hermosa zona de costa acantilada modelada por la continua acción del mar. En la parroquia de Baredo se encuentra el faro de Cabo Silleiro que marca el inicio de las Rías Bajas. Se encuentra en el extremo sur de la bocana de la Ría de Vigo. Señala la frontera entre Galicia y el norte de Portugal.

El primer faro fue construido en 1862, del que todavía se conserva la fachada de granito y que está situado algo más al norte en la primera línea de costa. Comenzó funcionando con lámpara de mecha de aceite vegetal, pasando a funcionar a partir de 1909 con lámpara de petróleo.

Las mayores exigencias provocadas por el mayor tráfico marítimo en la zona llevaron a la construcción en 1924 del actual faro, mucho más potente y que fue necesario situarlo en una cota más elevada a 85 metros con el objetivo de aumentar el plano focal y obtener de esta manera, una mayor distancia, actualmente 30 millas náuticas. El 15 de septiembre de 1932 la electricidad sustituye al petróleo como elemento de iluminación. El aparato óptico se había construido en Berlín y la linterna en España, en los talleres de La Maquinista Valenciana.

El aparato óptico y la lámpara que lo iluminaba eran los más perfeccionados y de mayor potencia que se construían, siendo la óptica de 2 metros de diámetro y 3 metros de altura, y el foco luminoso un quemador de incandescencia de vapor de petróleo a presión de 100 milímetros de diámetro que produce intensidad luminosa de 1500 vatios, aunque posteriormente se sustituyó por una de 3000 vatios.

El faro continuó modernizándose y ampliando sus servicios. En 1955, su óptica fue mejorada con un juego de seis lentes a fin de producir un haz aéreo de 70º sobre la horizontal, visible por los aviones a 20 kms. de distancia.

En 1959, su servicio de ayuda a la navegación se incrementó con la instalación de una estación meteorológica, y en los años 80 se le dotó de una estación de registro del oleaje, estación que recoge datos de una boya fondeada a milla y media del faro y que ha llegado a registrar olas de hasta 14 metros de altura.