Opera%20Instant%C3%A1nea_2021-01-28_1814

Faro de Punta Avanzada

Opera Instantánea_2021-01-28_181552_www.
Opera Instantánea_2021-01-28_181552_www.

press to zoom
919737
919737

press to zoom
f723f89ab03e65a8d795be257807611f
f723f89ab03e65a8d795be257807611f

press to zoom
Opera Instantánea_2021-01-28_181552_www.
Opera Instantánea_2021-01-28_181552_www.

press to zoom
1/5

En uno de los salientes de la península de Formentor se ubica este faro de principios del siglo XX que actualmente pertenece al recinto militar de la Base de Hidroaviones del Puerto de Pollença. Se encuentra a 29 metros sobre el nivel del mar, y mide 18 metros, aunque esta no es su altura original, ya que en 1.974 se recreció la torre unos 6 metros. A pesar de no ser una zona de grandes temporales, los fareros han tenido que rescatar, en más de una ocasión, a los náufragos de algunas embarcaciones. En una de estas ocasiones, el 27 de enero de 1909, el hijo pequeño del torrero avisó que un falucho estaba hundiéndose con dos tripulantes. De los dos navegantes sólo pudieron salvar a uno, relatando el torrero que el otro había fallecido tan sólo diez minutos antes.

Al estar dentro de una zona militar no se permite el acceso a pie hasta el faro, aunque sí es posible admirarlo desde el agua.

El proyecto fue redactado por Eusebi Estada. En 1897 el alcalde de Pollensa dirigió una carta a la Dirección General de Obras Públicas, solicitando la ubicación de un faro en “la Punta Avanzada”, por lo que se determinó su construcción en diciembre de 1898. En un comienzo se pensó que sería de 6º orden y luz fija roja, pero en el Plan de 1902 se le otorgó una apariencia de ocultaciones. Su construcción dio comienzo en 1903 y se inauguró el 15 de diciembre de 1905 con una curiosa apariencia de destellos cortos y largos separados por ocultaciones de igual duración. Los destellos largos eran de 8 segundos y los cortos de 2 segundos, mientras que las ocultaciones duraban 3’5 segundos. Empezó iluminando con una óptica dióptrica de 250 mm de distancia focal para lámparas Maris de una mecha. El sistema de iluminación contaba además con una lámpara de incandescencia y calefacción externa para colocar los días de niebla, fabricada también por Barbier Benard y Turenne, con capillos de 30 mm (primera de este tipo en Baleares). En octubre de 1953 se electrificó la señal y en 1974 se recreció la torre 6 metros, modificando al propio tiempo su torreón y cambiando la linterna.

Punta Avanzada
00:00 / 02:20