Faro de Tramuntana

Faro de Tramuntana, es el segundo de los faros que se construyeron como consecuencia del apagado del viejo faro de Na Pòpia, construido en el pico más elevado de la Isla.

En un principio Eusebio Estada consideró la opción de establecer una simple luz de alumbrado permanente montada en una torreta metálica y atendida por el mismo personal del faro del otro extremo de la isla en Cap Llebeig, pero definitivamente se adoptó el criterio de construir un faro con vivienda cuyo proyecto corrió a cargo de Miguel Massanet.

Empezó a construirse en 1907. Está a una altura de 54 metros y consta de una torre de 11 metros, lo que hace que su luz alcance la distancia de 20 millas. Actualmente es un museo sobre los faros de la isla y la vida de los fareros.

Se inauguró el 15-11-1910. Al ser un faro que no requería mucho alcance luminoso utilizó al comienzo una sencilla lámpara Maris de una mecha, y el faro era mantenido por un solo torrero.

En 1925 el torrero destinado en esta señal falleció y su mujer tuvo que hacerse cargo del servicio durante esa noche hasta que al día siguiente pudo acudir en su ayuda uno de los torreros del faro de Llebeig.

A principios del siglo XX era muy frecuente la utilización de algunas calas de Sa Dragonera para el tráfico de contrabando, motivo por el cual los fareros de Llebig y Tramontana tuvieron que testificar en varios juicios celebrados al respecto.

La óptica original fue retirada en 1960 para dar paso a un sistema de alumbrado automático por acetileno.

El faro quedó sin la permanencia constante del técnico en 1961 pasando a ser responsables de su mantenimiento los fareros de Llebeig.

Entre 1960 y 1975 se automatizan los faros de la isla, lo que supuso que en 1975 los fareros dejaron de vivir en la isla. En 1995 se instalaron placas solares en la isla.

La óptica retirada se colocó más tarde (1965) en el faro de Portocolom donde aún sigue prestando servicio.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com