Copyright: Farosdisanti.com

Faro de Corrubedo

1/4

A pesar de haber ido muchas veces a la ría de Arosa, de haber visitado en ocasiones las famosas dunas de Corrubedo, y de gustarme los faros, nunca hasta ahora me había acercado al de Corrubedo.

El edificio sobre el que se levanta el faro tiene una forma bastante curiosa, puesto que es circular por el lado del mar y rectangular, por el contrario, parece ser que para reducir el impacto del viento y los temporales. La escalera interior es de caracol y fue fabricada en la fundición de Sargadelos antes de que se convirtiese en fábrica de cerámica. No pude verla porque el faro estaba cerrado, pero además por lo que estuve leyendo parece ser que no es visitable.

Este faro fue considerado uno de los más importantes de la zona por la peligrosidad de los numerosos bajos que le rodean, algunos de los cuales se extienden a considerable distancia de la costa.

La configuración del cabo de Corrubedo es plana y poco elevado sobre el mar y marca, por el sur, la entrada de la ría de Muros-Noya.

El faro se construyó sobre la punta más saliente y elevada, en un lugar desde el que se ven claramente las luces de los faros de Finisterre y de las islas Cíes. Los trabajos comenzaron en mayo de 1852. Su encendido no se produjo hasta el 20 de febrero de 1854.Tenía una lámpara mecánica atendida por dos torreros y daba la apariencia de luz fija blanca con un alcance de 15 millas. Para balizar las restingas que se prolongaban de la punta del cabo, se le dotó de un sector rojo cuya intensidad se reforzó en 1882.

A pesar de la diferencia de característica con el faro de Sálvora, en la práctica se confundían y se originaron algunos accidentes como el del buque mercante Sarlier, ocurrido en la noche del 7 al 8 de diciembre de 1896, en el que perdieron la vida 280 personas sin ningún superviviente, o el del Palermo, naufragado en la noche del 11 al 12 de diciembre de 1910 y que costó las vidas a las 24 personas. Ello dio lugar en 1912 a una reclamación del gobierno alemán, contestada por el gobierno español con la reforma de la luz y el cambio de la técnica del faro

En 1934, a petición de los navegantes, se cambia la característica a color rojo, ya que continuaban las confusiones con el faro de la isla de Sálvora sobre todo en tiempo de niebla o de temporal. Al año siguiente se electrificó dotándole de una lámpara de 1.500W y dos grupos electrógenos de emergencia.