1/1

La Iglesiona

Uno de los parajes naturales más bellos que encontraremos en los alrededores de Cudillero es el Cabo Vidio, considerado uno de los accidentes geográficos de más interés de la comunidad de Asturias. Sus acantilados superan los 80 metros de altura, formando un espectacular escenario, de aquéllos que no se olvidan con facilidad, sobre todo si tenemos la suerte de poder contemplar desde este lugar alguna de sus magníficas puestas de sol. Impresionante e imponente es también poder contemplar desde este lugar una tormenta.

Desde el Cabo Vidio podemos disfrutar además de unas vistas majestuosas del litoral asturiano, una panorámica que en días claros nos permite abarcar desde el Cabo de Peñas hasta la Estaca de Bares. Frente a él podemos observar un pequeño islote, conocido con el nombre de El Horrión del Cabo, originado al parecer por un desprendimiento rocoso en el mismo acantilado.

Decía que el faro se asienta en el extremo de un breve brazo de tierra. Debajo de él, las aguas bravas del Cantábrico han ido construyendo durante miles de años una de las joyas naturales de Asturias, este lugar mágico y poco conocido que algunos denominan ‘la capilla sixtina de Oviñana’ y todos conocen como ‘la iglesiona’. Para acceder a la cueva desde tierra hay que descender por el acantilado de la cara oeste siguiendo un camino estrecho y empinado que al final tiene un desplome de un par de metros. La entrada a la cueva se hace por una pequeña boca que queda descubierta en marea baja. Tras pasar un pequeño túnel, la cavidad se abre para dejarnos ver la impresionante cúpula circular que se alza hasta los 60 metros de altura.

La mayoría de la luz entra por la entrada principal, por donde las olas han ido excavando esta cueva, una entrada enorme y muy alta.

Esta cueva tiene una forma muy teatral, tiene la entrada principal que sería como el escenario, delante esta la cúpula y después hacia el fondo tiene otra entrada/salida más pequeña, y dos entradas/salidas pequeñas en el lateral. El techo en estas salidas ya es completamente plano. Y las dimensiones impresionan, tanto por la altura como por la anchura. Cómo se puede ver en las fotos es increíble cómo ha ido excavando el agua esta cueva, y cómo ha podido hacer una cúpula natural tan perfecta.