Faro de la Savina

1_La-savina-Javi-Asensio-copia2
1_La-savina-Javi-Asensio-copia2

faro-de-la-savina-formentera
faro-de-la-savina-formentera

2029333
2029333

1_La-savina-Javi-Asensio-copia2
1_La-savina-Javi-Asensio-copia2

1/4

El Faro de la Savina es el menos conocido de los faros que puedes encontrar en la isla de Formentera. Sin embargo, es el primer faro que vemos al llegar a Formentera y el último que nos despide cuando nos vamos en el ferry.

Quizá por ser algo menos majestuoso que los otros faros, parece que se le haya dado un trato especial. Rodeado de un entorno cuidado, con una pasarela de acceso directo que te lleva hasta su misma puerta.

Ubicado cerca del helipuerto de la isla, funciona como luz para los aviones en tránsito y como sistema de señalización para los barcos que navegan en Estany des Peix. Este lago natural, con una entrada al mar, alberga un pequeño puerto con capacidad para muchos barcos deportivos y de pesca.

Este faro es blanco de recalada, Gp (4) cada 16 segundos con un alcance visual de 7 millas de luz blanca y código E0252.

El puerto de La Sabina es el puerto más pequeño de los que gestiona la Autoridad Portuaria tanto de las islas Pitiusas como de las Baleares. Pese a ello, es una pieza imprescindible y vital para la vida cotidiana de la isla, ya que es la única vía de entrada de pasajeros y mercancías. Por sus muelles pasan, cada año, más de un millón de pasajeros.