Faro de Punta del Altar

1/7

El río Arade desemboca en el mar formado un pequeño estuario en cuya orilla derecha está el puerto de Portimao y en la izquierdo el pueblecito de Ferragudo.  Un poco más adelante, en un saliente de la costa, está el faro de la Ponta do Altar. 

La visita a este faro la salva el paisaje que se ve desde el saliente en el que se encuentra. El faro en sí es uno de los más sosos del viaje, rodeado con otra alambrada como el de Ponta Piedade, supongo que al estar automatizado y no tener farero el vandalismo comienza a hacerse notar. Por si fuera poco, junto al faro hay una torre de comunicaciones inmensa y fría que lo empequeñece más aún.

El faro de la Ponta do Altar tiene una altura total de 10 metros y su plano focal se encuentra a 32. Comenzó a funcionar en 1.893.  Tiene un diseño poco frecuente entre los faros portugueses ya que está formado por un edificio rectangular de una sola planta, pintado de blanco y esquinas de mampostería, con tejado a dos aguas de teja roja y arrancando de uno de sus lados una pequeña torre cuadrada rematada por una linterna pintada de color rojo.

Este faro, se automatizó en el año 1.983, su óptica está formada por una lente Fresnel de 5º orden que tiene un alcance de 16 millas náuticas ofreciendo un destello blanco cada 5 segundos.