Faro de Calella

El Faro de Calella es el símbolo por excelencia del municipio. Comenzó a construirse el 9 de octubre de 1856 por el ingeniero catalán Marià Parellada, pero no se inauguró hasta el 15 de diciembre de 1859.

Situado al sur de Calella, más concretamente en un acantilado, a 50 metros sobre el nivel del mar de la costa del Maresme. Puede verse desde 18 millas náuticas, sus coordenadas son: 41°, 36’, 40” de latitud norte y 8°, 51’, 38” de longitud este del meridiano de Sant Ferran.

Antes de construir el Faro, en el mismo sitio se encontraba una torre de vigilancia y defensa llamada La Torreta, que servía para proteger las costas catalanas y dar aviso de los ataques berberiscos de los piratas. La torre de La Torreta constaba de un solo balcón y cristales planos.

En 1856, el ingeniero Marià Parellada reconstruyó la torre para edificar lo que hoy en día conocemos como el Faro de Calella. Este edificio se estructuraba en 4 partes:

–          Linterna del Faro.

–          Habitación del farero principal.

–          Habitación del farero auxiliar.

–          Habitación de Marià Parellada.

La linterna del Faro de Calella proporciona hoy en día un destello de luz blanca cada 30 segundos y llega a unas 35 millas de distancia. La primera que se usó fue construida en París y funcionaba con aceite a presión. Posteriormente, la linterna fue sustituida por combustible de parafina y, en la actualidad, funciona por petróleo.

En el año 1927 se modificó el aparato óptico del Faro de Calella y se cambió por otro procedente de las Islas Medas.

En 1950, el Faro de Calella fue remodelado. Se añadieron dos balcones y una cúpula transparente para que la gente pudiera venir a visitarlo. En este momento se organizan visitas guiadas para ver el Faro de Calella.

El Faro de Calella se encuentra a lo alto de la montaña y goza de unas vistas magníficas de la ciudad de Calella, así como también del Parque Natural del Montnegre.

Actualmente, el Faro de Calella está considerado como faro de tercera orden y, además de ser el punto de referencia para pescadores y navegantes nocturnos, es un elemento muy representativo de la ciudad. Desde el Faro, las vistas de toda la costa catalana con el municipio de Calella al fondo no dejan indiferente a nadie.

La montaña sobre la cual está situado el Faro de Calella se llama La Torreta o de La Torrella y sirve de rompeolas. Es decir, reduce la intensidad de las olas y evita que se inunde la playa de Calella.

Uno de los mejores momentos para disfrutar de este paisaje es por la noche cuando se pone el sol, sobre todo durante la programación del Festival Nits d’Estiu en Calella que se celebra durante los meses de Julio, agosto y septiembre. En esta época el atardecer desde el Faro de Calella es precioso y muy bonito de ver, la ciudad queda totalmente iluminada mientras se intensifican los tonos verdes y azules de mar.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com