Faro de l’Albir

1/4

El faro de lAlbir es un edificio histórico singular construido en 1863 con el objetivo de señalizar el extremo septentrional de la Serra Gelada. El edificio estuvo habitado por dos fareros hasta los años sesenta, cuando se hizo innecesaria la presencia constante de un técnico en el faro. A pesar de que la linterna del faro nunca deja de lucir, la falta de mantenimiento dio lugar a una constante degradación de la estructura, hasta que en 2011 el Ayuntamiento de lAlfàs del Pí rehabilitó el edificio. En las habitaciones donde antiguamente vivían los dos fareros se ha diseñado un centro expositivo con un recorrido por la naturaleza y la historia del Parque Natural Serra Gelada. En su interior los visitantes pueden conocer a piratas, soldados, marineros, pescadores, fareros, campesinos..., personas cuyas vidas han estado vinculadas al mar y a la tierra. El acceso al faro se realiza andando o en bicicleta desde la entrada del Parque Natural, a través de una senda asfaltada que discurre paralela a el trazado del camino habilitado en 1963 para dar servicio al faro, durante el recorrido de 2,5km hasta el faro, se pueden disfrutar magníficas vistas panorámicas de la bahía de Altea y el Penyal d Ifach. Así mismo, descubrirás algunos de los valores culturales y medioambientales de la sierra descritos en los paneles interpretativos que encontrarás a lo largo del camino.

El del faro del Albir se construyó a pocos metros de la antigua Torre Bombarda, que siglos atrás sirvió de puesto vigía para advertir a la gente del lugar ante posibles incursiones piratas en la zona. Para llegar hasta el faro, izado al borde de uno de los precipicios del parque natural de la Sierra Helada, se accedía por el sendero escarpado y difícil que discurría hasta las minas de ocre rojo (cerradas en la Guerra Civil), y hasta el Aljibe, la estructura hidráulica que data del siglo XVI anexionado al mismo.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com