Faro de Cabo Sardao

1/4

Situado en la Ponta do Cavaleiro, en el Cabo Sardao, en la Vila de Odemira, es el punto más alto de la Costa del distrito de Beja, Portugal. Curiosamente este faro está orientado hacia tierra en lugar de hacia el mar, al contrario que otros faros similares. La zona además es punto de nidificación de cigüeñas blancas.

El faro del cabo de Sardão era parte de las propuestas contenidas en el proyecto de Pereira da Silva: "... es muy conveniente establecer allí un faro de tercer orden para iluminar esta parte de la costa".

El Plan General de Alumbramiento y Balizaje aprobado en 1883 proponía la instalación en el Cabo Sardão de un faro de 2º orden, de luz distribuida en grupos de 2 destellos, siendo un blanco y otro rojo.

El faro no llegaría a ser edificado hasta después de la entrada en funcionamiento de la Comisión nombrada en 1902, que proponía para Cabo Sardão, un aparato de 3ª orden, modelo pequeño, mostrando destellos blancos equidistantes de 10 en 10 segundos.

La memoria descriptiva y justificativa para la edificación del faro fue elaborada en 1912, siendo el presupuesto de 29.000,00 reales.

Se puso en funcionamiento el 15 de abril de 1915. El aparato óptico es de 3ª orden, con lente de 500mm de distancia focal, cuya rotación es producida a través de una maquinaria de relojería. La fuente luminosa era de incandescencia por vapor de petróleo.

Electrificado en 1950, con el montaje de grupos electrógenos, la fuente luminosa pasó a ser una lámpara eléctrica de 3000 vatios.

En 1984 fue conectado a la red eléctrica de distribución pública, pasando entonces a funcionar con una lámpara de 1000 vatios, siendo también automatizado este mismo año.

En 1999 se realizaron grandes obras de remodelación en el edificio.

Por las inmediaciones del faro discurren varios senderos muy bien señalados y hay miradores desde los que podemos disfrutar de las vistas de la costa, donde predominan los acantilados y las playas brillan por su ausencia.