Faro de Sant Carles de la Ràpita

La torre del Moro, de Alcanar, si bien está más cerca de Sant Carles de la Ràpita que del cabo de su municipio, parece que corresponde a la torre del Codonyol (torre de vigía).

Que la torre era necesaria lo pone de manifiesto que, a finales del siglo XVI, las religiosas del monasterio de La Ràpita abandonaran el lugar excusándose en que estaba demasiado expuesto a la piratería. En cuanto al faro en concreto, es el sucesor de los fuegos que tiempo atrás se encendían en la torre de Sant Carles.

El Faro es de 6º orden, de luz fija roja y se halla situado a la entrada del puerto de los Alfaques, en la punta llamada Senieta, al pie de unas estribaciones en que la divisoria derecha del Ebro se ramifica al aproximarse al mar. El edificio se halla situado a 40 m de distancia de la orilla del agua y a 2,2 m sobre el nivel. La torre es del color de la piedra natural de sillería de que está formada y la cúpula de la linterna del color natural del cobre. Es de figura cilíndrica y ocupa el centro de la habitación de los torreros, de los que sobresale 2,3 m. El faro está situado a unos 800m al sur de la población. El edificio es de una sola planta cuadrada de 13 x 13m, sobre la cual se eleva justo en medio la torre cilíndrica que se sostiene la linterna. El faro empezó a funcionar el sistema óptico actual data del 1975.

La expansión urbana de Sant Carles diluyó la luz, que cada vez más se confundía con las del resto de la población. En 1956 la Comandancia de Marina se quejó y motivó que las pantallas fueran sustituidas por un juego de centelladores eléctricos, mientras que el anterior sistema óptico se donó al Museo Marítimo de Barcelona.

Actualmente, el faro, junto con la boya de campana y de salvamento fondeada en el suroeste de la punta del Galatxo, señala de noche la entrada al puerto de Els Alfacs.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com