Faro de Peñiscola

El Faro de Peñíscola se encuentra junto al Castillo de Peñíscola y desde hace poco se ha convertido en el Centro de Recepción de Visitantes del Castillo, con la instalación de las taquillas en el edificio. El Faro de Peñíscola se encuentra en una plaza que se abre al mar, y ofrece una señal orientativa a los barcos que navegan en las cercanías del peñón, ofreciendo una guía en la oscuridad.

El Faro de Peñíscola se inauguró en el año 1899 y desde entonces se ha reformado varias veces, modernizando el sistema de iluminación y actualizando la estructura del edificio. Se puede acceder al Faro de Peñíscola subiendo por las calles que conducen a la entrada del Castillo de Peñíscola o por unas escaleras que ascienden desde la calle que parte de la Casa de las Conchas.

Totalmente integrado en el casco antiguo de la población de Peñíscola y situado en la parte más alta, justo al lado del castillo del Papa Luna. Dotado de un aparato de 3º orden, daba una luz fija variada por dos destellos blancos y un rojo repetidos cada 60'', gracias a un juego de lentes fijas y giratorias. La lámpara original consumía parafina, siendo sustituida en 1916 por una instalación de incandescencia de vapor de petróleo a presión. En 1917 se redujo la potencia luminosa, debido a la escasez de petróleo durante la Primera Guerra Mundial. En 1920 se inauguró la reforma de la óptica para producir la nueva apariencia de grupos de dos destellos blancos separados por uno aislado cada 30", Se electrifica en 1929, lográndose un alcance luminoso de 15 millas para la luz fija y 35 para los destellos. La última reforma data de 1970, sustituyendo la linterna, la óptica y el mecanismo de giro, para dar la característica actual de grupos de 1 y 2 destellos blancos cada 15" y 22 millas de alcance nominal. La fachada posterior del edificio da directamente a una calle del pueblo, en alineación con las casas existentes y con el castillo. El aljibe se construyó en 1932, utilizando un antiguo polvorín.

enlaces.png
Copyright: Farosdisanti.com